lunes, 26 de noviembre de 2012

Taj Mahal (Agra, India)


“Una lágrima en la mejilla del tiempo”

Así describió el poeta hindú Rabindranath Tagore esta maravilla arquitectónica de la India; el mítico Taj Mahal (Taj significa corona y Mahal palacio). Está situado en la ciudad de Agra (no en Delhi; la capital, como algunos creen). Es, sin lugar a dudas, el edificio más famoso del país, y uno de los monumentos más emblemáticos del arte mogol. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983, su fama a nivel mundial, lo ha convertido en el símbolo de la ciudad y del país.

Se construyó en el siglo XVII como mausoleo, para honrar la memoria de Arjumand Banu Begam, una princesa persa. Fue la segunda esposa del emperador mogol Shah Jahan y su favorita. Era conocida con el sobrenombre de Mumtaz Mahal “la elegida del palacio” y murió en 1631 a la edad de 39 años, al dar a luz a su decimocuarto hijo. El emperador Shah Jahan reunió sus dos pasiones; la arquitectura y el amor que sentía por Mumtaz Mahal, y construyó este edificio que curiosamente con el tiempo, se ha convertido en el símbolo universal del amor.

Muchos opinarán que es la tumba más bella del mundo, su construcción se prolongó durante 22 años, nadie había visto nada tan bello hasta entonces. Shah Jahan llamó a los artesanos más experimentados de Persia, Turquía, Francia e Italia para que trabajaran en su obra. Tuvo que construir un pueblo entero, para alojar a un ejército de 20.000 jornaleros. Pero la historia no acabó demasiado bien para el emperador.

Cuenta la leyenda, que el emperador en 19 años de matrimonio con Mumtaz, tuvo 14 hijos (8 de los cuales murieron siendo niños). El menor de los 4 varones sobrevivientes, asesinó al resto de hermanos y encarceló al padre para quedarse con la corona. El emperador fue recluido en el Fuerte Rojo hasta su muerte y Shah Jahan nunca vio el Taj Mahal terminado.


Si vosotros en cambio, sois unos afortunados visitantes, creo que esta información (un poco más que la habitual) os puede ir bien. Dirección: Agra, Uttar Pradesh 282001, India. Entrada: en temporada alta el Taj Mahal es visitado por más de 15.000 personas diarias, así que os aconsejo armaros de paciencia y visitarlo muy temprano por la mañana, eso equivale a hacer cola antes de que abran. Como en otros lugares de la India, hay dos ventanillas; la exclusiva para extranjeros (yo cuando fui pagué 750 rupias unos 13 € aproximadamente) y la otra ventanilla es para los nativos que sólo pagan 20 rupias unos 0.35 €. La misma entrada te permite entrar en el Fuerte Rojo, Sikandra, Fatehpur Sikri y en la Tumba de Itimad-ud-Daulah. En la entrada al Taj Mahal se requisan mecheros, comida, tabaco, móviles, etc. se pueden dejar objetos en una consigna que está justo a la derecha de la entrada, pero si son objetos de valor, mejor tener la previsión de dejarlos en la caja fuerte del hotel. No se puede entrar con zapatos en el mausoleo, así que después de hacer la primera cola para comprar las entradas -y después de pasear por los jardines- tendréis que hacer otra pequeña cola para dejar los zapatos. Horario: en India, hasta que te digan un horario concreto es complicado, se escudan en la frase “desde el amanecer al atardecer”, para aquellos que prefieren las horas contad que abren desde las 7 de la mañana hasta las 19:30 h. (aunque esto variará según el hindú de turno que esté en la puerta). La India es así, ya os acostumbraréis o no ;). Los viernes sólo se permite la entrada a los musulmanes y los lunes es día de cierre. La hora del atardecer es la mejor para contemplar como los últimos rayos de sol, transforman los tonos blancos del Taj Mahal en una variada gama de rosados y malvas. Web: http://www.tajmahal.gov.in/.

¡Buena suerte!

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total